©2017 Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de La Rioja 

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco

Sabes lo que es un Código Deontológico? Nosotros tenemos el nuestro.

October 19, 2018

 

 

 

Todos los profesionales del deporte, de la educación física, del ejercicio físico y por consiguiente  los Educadores fisicos tenemos un Código Deontológico, ¿Lo sabias? ¿Trabajas cumpliéndolo?

 

Vamos a comenzar por explicar qué es.

El código deontológico es un documento que recoge un conjunto más o menos amplio de criterios, normas y valores que formulan y asumen quienes llevan a cabo una actividad profesional. Los códigos deontológicos se ocupan de los aspectos más sustanciales y fundamentales del ejercicio de la profesión que regulan.
La profesión, asímismo, es una actividad ocupacional de un grupo de personas, organizado de forma estable, que reclama la exclusividad de competencia (con base en un proceso de capacitación teórico-práctica). Se caracteriza por compartir un conjunto de conocimientos especializados que interesan a la sociedad y que ponen al servicio de ésta, obteniendo así su modo de vida.
Las normas dictadas en el código deontológico son previamente pactadas y aprobadas de manera común y unánime por todos los miembros de la profesión para las que se elaboran. Son, por tanto, pautas de conducta a seguir que tienen como objetivo cumplir con un adecuado trabajo y ayudar a que el conjunto de la sociedad que solicita los servicios de la profesión obtenga plena satisfacción ante la buena ejecución de la labor.
Para velar por el adecuado cumplimiento del código deontológico de las distintas profesiones existe el Colegio Profesional, corporación de derecho público que custodia el respeto a las normas comúnmente aceptadas por el conjunto de personas que conforman cada sector.

 

Aquí está el nuestro (Vïa Consejo Colef) pincha AQUÍ o puedes seguir leyendo.

 

CÓDIGO DEONTOLÓGICO PROFESOR EDUCACIÓN FÍSICA.

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Este Código pretende presentar a los profesores, administradores y todas las personas implicadas en la educación física y sistema deportivo escolar unas directrices y principios que se utilizarán en la educación física cuando se trate con estudiantes en edad escolar. El Código está diseñado para cubrir la educación física que se ofrece a los niños y jóvenes en los colegios y se sustenta en los siguientes principios:

 

La educación física (EF) en instituciones escolares para niños y jóvenes puede contribuir positivamente al desarrollo de los niños. Es un vehículo para el desarrollo físico, mental, personal, social, espiritual y emocional. Este desarrollo se potencia si un profesor o ayudante informado, inteligente, atento y progresista con un marco ético de buenas prácticas aceptadas guía a la persona.

Este Código adopta los principios contenidos en el Código de ética deportiva del Consejo de Europa.

Este Código es un marco dentro del que se debe trabajar. Se trata más de una serie de directrices que de un conjunto de instrucciones y debería utilizarse junto con otras publicaciones del mismo tipo de autoridades educativas, organismos deportivos nacionales y la Administración central.

 

 

Los niños jóvenes y sus familias no deberían albergar ninguna duda de que se les trata con respeto y comprensión cuando participan en la educación física y en las actividades deportivas escolares. Es esencial que este documento sea representativo de un proceso de mejoras continuas en el área de la ética y buenas prácticas en el entorno de la educación física escolar. Todos los adultos deben comprometerse a promover las buenas prácticas y procedimientos, y estar siempre atentos y ser conscientes de sus responsabilidades en la atención a los niños. El Código se divide en tres secciones:

 

 

A: Principios clave en la Educación física B: Buenas prácticas en la Educación física

C: Estrés, agotamiento y abuso en la educación física potencial.

 

 

Términos utilizados en este código:

 

 

Profesor de educación física: Incluye a todas aquellas personas que enseñan educación física pero que ostentan un estado de profesor cualificado.

 

 

Currículo de educación física: Éste es un plan de estudios ofrecido durante la jornada escolar y desarrollada conforme a las directrices para su país respectivo.

 

 

SECCIÓN A: PRINCIPIOS CLAVE EN LA EDUCACIÓN FÍSICA

 

 

La organización de la educación física en las escuelas debería estar guiada por un conjunto de principios clave que desarrollen las bases de toda práctica.

 

 

NECESIDADES DE LOS NIÑOS Y BENEFICIOS DE LA EDUCACIÓN FÍSICA

 

 

La educación física de todos los niños y los contextos relacionados con ella deben estar guiados por lo que resulta mejor para ellos. Indica que los profesores y otros adultos han de entender las necesidades emocionales, sociales, físicas y personales de las personas jóvenes. Las etapas de desarrollo de los niños deberían guiar los tipos de actividades estipuladas y los profesores deberían tener la capacidad de responder positivamente a las necesidades individuales de cada niño. Los profesores deberán tener un conocimiento sólido de la importancia de potenciar la autoestima en las personas jóvenes y deberían intentar desarrollar unas relaciones positivas y saludables entre los niños a su cuidado.

 

 

Los niños tienen que aprender mucho de la educación física. Su sentido natural de la diversión y espontaneidad afluye en entornos de actividades físicas positivas que fomentan el progreso de una forma centrada en los niños. La educación física en las escuelas constituye un medio excelente para que los niños puedan aprender nuevas destrezas, tener más confianza en ellos mismos y maximizar su potencial. Estos beneficios se acumularán con un enfoque positivo y progresivo del desarrollo de los niños en la actividad física, lo que coloca en primer lugar las necesidades de los niños y en segundo lugar el triunfo y la competencia. Un programa progresivo y centrado en la educación física y en las actividades deportivas del niño

 

 

proporcionará muchos beneficios en términos de salud y bienestar en el futuro, de adultos.

 

 

INTEGRIDAD EN LAS RELACIONES

 

 

Los profesores y otros adultos que ser relacionan con niños en su educación física y actividades físicas deberán hacerlo con integridad y respeto hacia ellos. Se corre el peligro de que los contextos en que se realizan las actividades se puedan utilizar para explotar o debilitar a los niños. Cualquier actividad que realicen los adultos deberá estar guiada por lo que es mejor para los niños en el contexto de relaciones de calidad y de trabajo sincerasen la educación física no se admiten abusos verbales, físicos, emocionales o sexuales de ningún tipo.

Las relaciones profesor-alumno en la educación física deberían:

 

 

Ser sinceras, positivas y alentadoras.

Estar definidas por un código de conducta ético relativo a la interacción, contacto físico e intimidación (conocido en algunos países como mobbing, o acoso psicológico)

Desarrollarse en un contexto en que los niños estén protegidos yse promuevan sus derechos.

No implicar abusos verbales, físicos, emocionales o sexuales.

Ser respetuosos con las necesidades y etapas de desarrollo del niño.

Estar dirigidos al fomento del aspecto lúdico y el progreso individual.

Estar regulado por un código de ética y buenas prácticas de la actividad que se está desarrollando.

 

 

RELACIONES ENTRE NIÑOS

 

 

La interacción entre niños se debería desarrollar con un espíritu de respeto mutuo y de juego limpio.

Los adultos que creen un ambiente en el que se valoren e imiten unas relaciones sinceras y en el que se respete la integridad de cada individuo pueden promover dicha interacción.

 

 

JUEGO LIMPIO

 

 

 

 

 

El contexto para la educación física y las actividades físicas de los niños debería basarse en un entorno de juego limpio. El Estatuto de deportes y Código deontológico Europeo (1993) ( The European Sports Charter and Code of Ethics ),define juego limpio ( fair play) como:

Mucho más que jugar con las normas establecidas. Incorpora los conceptos de amistad, respeto hacia los demás y jugar siempre con el espíritu correcto. Juego limpio se define como una manera de pensar, no sólo una forma de comportarse. Incluye asuntos relativos a la eliminación de las burlas, el arte de jugar astutamente, el dopaje, la violencia (tanto física como verbal),explotación, oportunidades no equitativas, comercialización excesiva y corrupción.

 

 

VALORES, ACTITUDES Y AMBIENTE DE CALIDAD

 

 

La educación y las actividades físicas de los niños se deberían llevar a cabo en un entorno seguro, positivo y alentador. Los valores y actitudes centrados en el niño ayudarán a asegurar que la competencia y especialización se mantienen en el lugar adecuado. Muy a menudo se exige a los niños demasiada competitividad demasiado temprano en su educación física, lo que puede provocar un nivel excesivo de presión y puede convencerles de no continuar con un estilo de vida saludable y activo en un futuro.

 

 

IGUALDAD

 

 

Se deberá tratar a todos los niños ecuánime y justamente sin tener en cuenta la edad, capacidad, sexo, religión, entorno social y origen étnico o convicciones políticas. Los niños con minusvalías deberían participar en actividades físicas de forma integrada, y así permitirles participar en su potencial al lado de otros niños.

 

 

NECESIDAD DE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN

 

 

Dada la gran cantidad de variadas y diversas actividades físicas que un programa educativo de educación física puede contener, es esencial que haya disponibles programas de educación apropiados para los profesores. Dichos programas educativos deberán ser específicos y reconocidos formalmente. La educación física expone a los niños a nuevos retos, algunos de

 

 

los cuales se desarrollan en ambientes con determinados riesgos. Los profesores que se responsabilicen de los niños en su educación física tienen el deber de asegurarse de que están capacitados para ofrecer una experiencia segura y gratificante de las personas que tienen a su cargo. Es necesario desarrollar una formación y oportunidades educativas apropiadas para todos los profesores y deberían buscar maneras de mejorar regularmente su desarrollo personal y profesional.

 

 

AUTOCONCIENCIACIÓN

 

 

Los profesores de educación física deberían conocer su nivel de competencia en las áreas prácticas y deberían limitarse a aquellos elementos en los que se reconozca su formación y ésta se pueda verificar formalmente.

 

 

SECCIÓN B: BUENAS PRÁCTICAS EN LA EDUCACIÓN FÍSICA

 

 

Los profesores de educación física deberían hacer todo lo posible para crear un ambiente positivo para el cuidado de los niños y son responsables de adoptar las medidas necesarias para asegurar experiencias positivas y sanas. Los profesores de educación física deberían:

 

Estar capacitados y cualificados.

Ser positivos, entusiastas y alegres.

Reforzar los principios del juego limpio.

Responder de forma constructiva y alentadora.

Fomentar un estilo de vida activo y saludable.

Reconocer que ellos mismos son seres humanos y que no siempre hacen todo bien.

 

 

No se deberá tratar a los niños como si fueran pequeños adultos y se deberán reconocer sus necesidades en todas las etapas. En determinadas ocasiones, el profesor de educación física puede estar en un puesto único de responsabilidad y debe mantener este puesto con integridad en todo momento. En la educación física existen una serie de principios que respaldan las buenas prácticas.

 

 

PREPARACIÓN Y SUPERVISIÓN DE LAS CLASES

 

 

 

 

 

El profesor de educación física debería:

 

Estar bien preparado para las clases.

Dar los pasos razonables para establecer un entorno de trabajo seguro.

Programar las actividades apropiadas para la edad, madurez, experiencia, capacidad y expectativas de los niños.

 

 

COMPORTAMIENTO DE LOS PROFESORES DE EDUCACIÓN FÍSICA Y PRINCIPIOS PERSONALES

 

 

El comportamiento de los profesores de educación física debería basarse en los siguientes principios clave:

 

Mantener unos criterios de comportamiento y apoyo de los principios de juego limpio.

Tratar a todo el mundo por igual independientemente del sexo, edad, capacidad, origen étnico, inclinaciones sexuales, religión o convicciones políticas. En este sentido, el profesor debería asegurarse de que todos los niños tienen suficientes oportunidades para participar en la actividad.

Ser responsable del ambiente y control de los límites entre una relación de trabajo y de amistad con los niños. Esto resulta especialmente importante cuando el profesor y los niños son de distinto sexo y/o cuando el participante es joven.

Darse cuenta de que determinadas situaciones o actuaciones amigables se podrían malinterpretar por los niños o por extraños y podrían producir acusaciones de un comportamiento sexual incorrecto o deshonesto.

Potenciar que los niños se unan al espíritu de las normas de la actividad física que se está desarrollando.

 

 

Es más, el profesor no sólo no debe animar a los participantes a que violen las normas ni permitírselo, sino que deberá desalentarlo activamente:

 

No ejerza nunca influencias negativas en un niño con el fin de obtener beneficios o recompensas personales.

Esté atento a todas las situaciones, especialmente de actuaciones intimidatorias (conocidas como mobbing en algunos países europeos o acoso psicológico),que puedan ocurrir:

 

 

de niño a niño

de grupo a niño

de adulto a niño

de niño a grupo

 

Disfrute de la actividad como prioridad.

Prohíba las palabrotas u otro lenguaje, signos o comportamiento poco apropiados.

Tenga la obligación de proteger una imagen de buena salud, limpieza y eficacia funcional.

Asegúrese de que cuando el contacto entre el profesor y el niño es necesario para el proceso de enseñanza, ninguna actitud por su parte puede malinterpretarse y que se siguen las directrices aceptadas en este asunto.

 

 

UN ENFOQUE EQUILIBRADO PARA GANAR

 

 

Un profesor de educación física debería preocuparse principalmente por el bienestar, la salud y el futuro del niño y sólo preocuparse por el ganar como algo secundario si se está en un contexto competitivo. El profesor debería poner énfasis en la importancia de un esfuerzo y disfrute sincero de la actividad física en lugar del ganar a toda costa.

 

 

EL CONTEXTO PARA EL COMPORTAMIENTO EN LA ACTIVIDAD FÍSICA

 

 

La actividad física es vital para la educación física y es importante que los profesores establezcan el contexto adecuado en el que se produce.

 

La actividad desarrollada debería ser la adecuada para la edad, experiencia, capacidad y expectativas de los participantes.

Los niños con discapacidad deberían implicarse en actividades físicas de forma que no haya segregación cuando sea posible. No obstante, los profesores deben ser conscientes de las necesidades especiales de los niños con discapacidad y estar bien informados. Los profesores también deberían ser conscientes de que los niños con necesidades especiales podrían ser más vulnerables a los abusos.

Los profesores deberían responder positivamente a cualquier preocupación de los niños en relación con su participación en la actividad.

A la hora de trabajar con individuos o pequeños grupos de niños, los profesores deberían trabajar en un entorno abierto y homologado. Las situaciones en que no se pueda observar a

 

 

un profesor o a un niño deberían evitarse.

Los profesores deberían evitar las situaciones en las que estén solos con un niño en los vestuarios.

La proporción adultos/niños debería reflejar la duración, naturaleza y ubicación de las actividades, la edad y características de los jóvenes y cualquier otra responsabilidad relacionada con la actividad. Es responsabilidad de la escuela determinar cuáles son las proporciones aprobadas y adecuadas de adultos/niños y asegurar que se cumplen.

 

 

FORMACIÓN REQUERIDA PARA LA ENSEÑANZA DE ACTIVIDADES FÍSICAS

 

 

Un principio fundamental de la EUPEA es que los profesores de educación física deberían poseer una formación apropiada, tanto en el sentido profesional como, cuando sea necesario, en relación con determinadas áreas de actividad.

 

 

El profesor debería ser competente para impartir la actividad en que se compromete. Los profesores deberían acogerse a los procedimientos y normativas del Organismo rector nacional pertinente relacionado tanto con el entrenamiento como con la formación necesaria para ese entrenamiento en cada actividad. Se anima a los profesores que actúen fuera de dichas estructuras formales a que tengan dichas calificaciones equivalentes, si existieran. Todos los profesores de educación física deberían poseer un conocimiento aplicado de primeros auxilios.

 

 

DISCIPLINA Y CRECIÓN EN UN AMBIENTE POSITIVO

 

 

Los profesores deben entender el marco disciplinar y los conceptos que sostienen la creación y mantenimiento de un entorno de aprendizaje y enseñanza productivo:

 

En una buena enseñanza, los programas de educación física desempeñan un papel fundamental para ayudar a los jóvenes a aceptar responsabilidades, aceptar a los demás y aceptarse a ellos mismos.

Los profesores deberían asegurarse de que todos los niños sienten y creen que todos tienen una contribución igual de importante para realizar la actividad.

La disciplina en las actividades físicas debería tener siempre un enfoque positivo, creando la estructura y normas que permitan a los niños aprender a ponerse sus propias metas y luchar por ellas. Cuando los jóvenes evolucionan en la educación física, necesitan aprender a responsabilizarse de sus propios actos y, por lo tanto, ser más independientes.

 

 

La disciplina fundamental debería establecerse principalmente elogiando lo siguiente: esfuerzos, aptitudes sociales, destrezas físicas.

Se ha de ayudar a los niños a que entiendan las responsabilidades e implicaciones de la libertad para elegir y tomar decisiones relacionadas con las actividades físicas que a menudo se refieren a la diferencia entre un juego limpio y aquel que no lo es.

Los niños deberían tratar a los demás con respeto. Los participantes no deberían acosar, intimidar o aprovecharse injustamente de los demás.

No es el lugar para pelear, o para comportarse de forma demasiado agresiva o peligrosa en actividades físicas.

Los niños deberían tratar a los profesores con dignidad y respeto, reconociendo el tiempo y las aportaciones que realizan dichas personas.

Las normas y las expectativas deberían plantearse de manera positiva y comunicarse con claridad a todas aquellas personas que participen en cualquier actividad.

 

 

SANCIONES

 

 

Las sanciones son un elemento importante a la hora de mantener la disciplina y los profesores deberían conocer perfectamente dónde y cuándo están indicadas determinadas sanciones.

 

 

No deberían utilizarse las sanciones que se puedan interpretar como humillantes o incorrectas.

 

 

Debería prestarse atención para evitar exponer a un niño, intencionadamente o no, a situaciones embarazosas o despreciativas haciendo comentarios sarcásticos o frívolos sobre el niño, su familia, etc.

 

 

Los profesores nunca deberían usar ningún tipo de castigo personal o fuerza física con un niño.

 

 

Los profesores deberían seguir unas directrices clave cuando se utilicen dichas sanciones:

 

Deberían utilizarse de modo correctivo diseñadas para ayudar a que los niños mejoren en el momento actual y en el futuro. No deberían utilizarse sanciones para tomar represalias o hacer que el profesor se sienta mejor.

Cuando se produzcan violaciones de las normas o mal comportamiento, se deberán

 

 

aplicar sanciones de forma impersonal.

 

 

Una vez que se ha acordado una buena norma, se debe asegurar que los niños que la violan experimentan las consecuencias desagradables de su mal comportamiento. Las sanciones no deberán aplicarse de manera amenazante abrumando a los niños; se deberán aplicar de manera justa y con firmeza.

 

Se deberá avisar con claridad a los niños antes de administrar las sanciones.

Las sanciones se deberán administrar sistemáticamente.

Si no se puede idear un castigo en el mismo momento, se deberá decir al niño que más tarde se ocupará del tema, en un momento específico.

Una vez que se hayan impuesto las sanciones, es importante que se haga sentir al niño valorado por el grupo.

El niño no deberá ver las sanciones como una experiencia gratificante a su comportamiento inapropiado.

No se deberá castigar a los niños por errores de actuación cuando participan en las actividades físicas.

Las actividades físicas no deberán utilizarse como castigos (por ejemplo: dar vueltas a la pista o hacer flexiones).Hacerlo sólo consigue que los niños renieguen de la actividad física, algo que deberían aprender a disfrutar a lo largo de su vida.

Se deberían aplicar sanciones con moderación. Sancionar y criticar constantemente puede hacer que los niños rechacen la actividad física.

Las sanciones deberían ser justas, y en el caso de infracciones constantes se deberán aplicar progresivamente. A continuación, sugerimos los siguientes pasos:

 

 

-Exponer las normas y estar de acuerdo con las mismas.

-Avisar si se incumple una norma.

-Castigar si se vuelve a incumplir la norma por segunda vez (por ej.: expulsión temporal de la actividad).

-Si se vuelve a infringir la norma, se realizará una entrevista individual con el niño en presencia de otro adulto.

-Expulsión a largo plazo si infringen continuamente las normas y hacérselo saber a los padres o tutores.

 

 

SEGURIDAD

 

 

Todas las actividades que se emprendan deberían ser las adecuadas para niños de su edad, experiencia y capacidad. Cuando se considere necesaria la utilización de equipos de protección, estos deberán utilizarse.

 

Los profesores de educación física y otros profesores o equipos implicados en la organización de actividades deportivas deberían contar con experiencia en primeros auxilios o poder acceder directamente a otros que la tengan. Deberían contar con un Kit de primeros auxilios adecuado, que incluya guantes para cada herida abierta y esponjas de un solo uso.

Deberá realizarse un registro de las heridas, incluidas las poco graves, con una indicación de la acción que se llevado a cabo.

Se deberán notificar a los padres o tutores todas las heridas que se hayan hecho los niños mientras realizaban una actividad deportiva.

 

 

Todas las actividades físicas deberían estar reguladas por un procedimiento de emergencia que todos conozcan y entiendan a la perfección.

 

Los equipos y las instalaciones deben ser adecuados para el pleno desarrollo de los participantes.

Los niños deben saber las reglas del juego y se les debe motivar para que las cumplan.

Existen muchas reglas en el campo de la seguridad.

Se debería preparar sistemáticamente a los niños para la actividad que se va a llevar a cabo y concienciarlos de sus responsabilidades personales en términos de seguridad, como llevar la ropa y joyas poco apropiadas.

 

 

SEGURO

 

 

Las instituciones de enseñanza deberían ser conscientes de la importancia de la correcta cobertura del riesgo:

 

Teniendo presente la posibilidad de que se produzca algún accidente, las instituciones de enseñanza tienen la obligación de asegurar que se ha contratado un seguro con una cobertura adecuada y aconsejar sobre la cobertura de accidentes individuales apropiada para niños y profesores.

Los profesores de educación física deberían comprobar que se ha contratado el seguro adecuado, concertado por ellos mismos o por la empresa para cubrir todos los aspectos de la enseñanza.

 

 

 

 

SECCIÓN C: POSIBLE ESTRÉS, AGOTAMIENTO Y ABUSO EN LA EDUCACIÓN FÍSICA

 

 

La educación física puede representar una experiencia muy positiva para los niños y jóvenes pero los profesores han de reconocer las situaciones que pueden tener efectos negativos en los jóvenes.

 

 

ESTRÉS Y AGOTAMIENTO

 

 

El estrés se asocia a menudo con una descompensación entre las demandas de una tarea o situación y la capacidad del individuo para responder. En lo que respecta a niños y personas jóvenes, puede ser un estímulo si se estructura con cuidado y se utiliza con moderación, pero también puede ser muy dañino para un niño si es excesivo o si ocurre con demasiada frecuencia. El agotamiento se puede definir como un proceso, provocado por una actividad que en un momento dado fue fuente de diversión y satisfacción personal pero que se ha llegado a asociar con angustia psicológica. El agotamiento es una pérdida de energía y entusiasmo por una actividad física y se caracteriza por ansiedad y estrés. El niño ya no se divierte y se siente abrumado por las exigencias de la actividad.

 

 

El estrés psicológico en el contexto de la educación física puede estar motivado por una serie de cosas:

 

Presión por sobresalir/ganar (si supera su capacidad o deseos del niño) u otras expectativas no típicas de la edad.

Críticas excesivas de un niño o equipo.

Utilización no apropiada de sanciones/disciplina, rechazo.

Demostración de manía de un niño o desaprobación de su capacidad/rendimiento

No demostración de apoyo, ánimo y aprobación por los esfuerzos y los logros.

No implicación de un niño/de los niños en la actividad con tanta dedicación como puedan.

Utilización de lenguaje ordinario, no apropiado.

 

 

En un contexto de educación física las siguientes prácticas son perjudiciales para la salud y el bienestar de los niños y deberán evitarse:

 

 

 

Presionar a un niño a alcanzar un nivel que supera las capacidades propias de la edad o madurez.

Poner exigencias en los niños que le lleven al agotamiento.

Permitir a sabiendas a un niño herido que participe en actividades físicas.

No tener en cuenta las precauciones de seguridad estándar o tomar las precauciones adecuadas para proteger a un niño de los riesgos medioambientales.

No tener en cuenta las dolencias o debilidades relevantes de un niño.

 

 

ABUSO

 

 

Los padres o tutores, las personas al cuidado de los niños (por ej.: personas que aunque no son padres/tutores tienen la responsabilidad real de un niño) u otros pueden dañar a los niños mediante actos directos o no prestar el cuidado adecuado, o ambos. Entre dichos actos se incluyen heridas físicas, abandono grave y abusos sexuales o emocionales.

 

 

DERECHOS DE LOS NIÑOS

 

 

Los niños tienen derecho a ser protegidos de los abusos. En las actividades físicas escolares se deberán mantener los siguientes derechos de los niños:

 

Derecho a estar seguros

Derecho a sentirse seguros

Derecho a proteger sus cuerpos

Derecho a rechazar contactos inapropiados

Derecho a obtener ayuda contra los bravucones de la clase

Derecho a no mantener secretos

Derecho a decir la verdad

Derecho a decir no

Derecho a que se les crea

 

 

PROTECCIÓN CONTRA EL ABUSO

 

 

La protección de los niños contra cualquier abuso debe ser una prioridad para todas aquellas personas involucradas en la actividad física de los niños. Si existe un riesgo de que los niños se dañen, el deber de la persona responsable es tomar inmediatamente las medidas oportunas para eliminar dicho riesgo y asegurar que se realizan todos los procedimientos de acuerdo con las normas. La detección y prevención de abusos a niños depende de la colaboración de todas las personas implicadas. A continuación se detallan algunos puntos clave para que estas acciones tengan éxito:

 

Conocimiento de los indicadores de comportamiento e indicadores físicos de diversas formas de abusos

Conocimiento de la respuesta apropiada y de las acciones que se deben llevar a cabo cuando se sospeche o descubran abusos

Vigilancia y elusión de todas las situaciones que puedan representar un riesgo

Relaciones abiertas, de cooperación y de confianza en la escuela y con los padres/tutores y cualquier otra persona implicada en el progreso y bienestar del niño

 

 

ORIGEN DE ABUSO

 

 

Los abusos de un niño que participa en actividades físicas pueden tener su origen dentro o fuera de la escuela y pueden incluir una o más de los siguientes personas:

 

Un profesor

Otro niño/adolescente

Persona encargada del transporte del niño u otra asistencia

Padres / tutores, un miembro de la familia o personas que le cuidan

Persona que no pertenece al entorno del hogar

 

 

CATEGORÍAS DE ABUSO

 

 

El abuso a niños se divide normalmente en cuatro categorías, que se han definido de la siguiente manera:

 

Abuso físico: daño físico a un niño, incluido envenenamiento, cuando se conoce o sospecha que la herida se infligió deliberadamente.

Negligencia: la negligencia constante o importante de un niño, ya sea intencionada o no,

 

 

que resulte en daño psicológico serio para la salud, desarrollo o bienestar del niño.

Abuso emocional: la consecuencia adversa en el comportamiento o desarrollo emocional de un niño producida por rechazo o tratamiento emocional negativo constante, o por continua exposición a violencia doméstica continuada.

Abuso sexual: utilización del niño para la satisfacción sexual de otros. Esta forma de abuso puede adoptar múltiples formas e incluye la violación y otras agresiones sexuales, lo que permite a los niños ver o estar expuestos a actos sexuales, o estar implicados en pornografía, exhibicionismo y otras actividades perversas.

 

 

SEÑALES DE ABUSO

 

 

Existen determinados síntomas que son claros en el comportamiento y apariencia del niño y que deberían alertar a los profesores sobre la posibilidad de abusos. Algunos de estos síntomas son comunes a todos los tipos de abuso, otros son más específicos de determinadas formas de abuso. El conocimiento de estos indicadores es esencial para reconocer un problema potencial o real. No obstante, puede producirse uno de estos síntomas sin que haya habido abusos yal contrario, un niño que haya sufrido abusos puede no mostrar ninguno de los síntomas físicos más habituales o mostrar síntomas confusos o contradictorios. Dichos casos dificultan la toma de decisiones pero todos las sospechas o dudas deben seguir las directrices especificadas. No obstante, es importante tener en cuenta que pueden darse los síntomas en cualquier otra situación en la que no se haya producido un abuso y que la siguiente lista no es exhaustiva.

 

 

Comportamientos que indiquen un abuso:

 

Utilización de un comportamiento agresivo

Falta de confianza

Excesivamente dócil

Comportamiento de retraimiento

Falta de amistades

Excesiva dependencia de los adultos

Resistencia inusual a participar en actividades normales que requieran despojarse de la ropa

Renuencia a volver a casa o a interactuar con una persona o grupo particulares

Apariencia de depresión

Disminución repentina del rendimiento

Cambio en el patrón de asistencia

Cambio en el comportamiento habitual

 

 

 

 

 

Síntomas de abuso físico:

 

Cardenales inexplicados en áreas de tejido blando

Heridas repetidas

Ojos morados

Heridas en la boca

Ropas rasgadas o con manchas de sangre

Quemaduras

Mordiscos

Fracturas

Marcas de herramientas

Historias /excusas endebles referentes a las heridas

 

 

Signos de abandono:

 

 

El abandono pasivo y abusivo implica el abandono continuado de un chico, ya sea de manera intencionada o no, lo que provoca un daño psicológico serio para la salud, el desarrollo o el bienestar del niño:

 

Privación de alimentación

Apariencia o ropas sucias /malolientes continuamente

Ropas inadecuadas

Heridas sin curar

 

 

Síntomas de abuso psicológico /emocional:

 

 

El abuso emocional se produce cuando un individuo sufre daños como consecuencia de ser intimidado, explotado emocionalmente, estar expuesto a degradaciones continuas, ridículos, rechazos, o ataques verbales por sus supuestos defectos. Ésta es la última forma de daño reconocida a un niño, aún así las consecuencias psicológicas pueden ser más traumáticas que en el caso de una simple herida física.

 

Síntomas de abuso sexual:

 

Pistas sobre abuso /actividad sexual

Comprensión impropia de la edad del comportamiento sexual

Comportamiento seductor inapropiado

Juego sexual inapropiado con otros niños

Preocupación por el contacto con partes sexuales del cuerpo

Ropa interior manchada de sangre

Resistencia a quitarse la ropa

Miedo excesivo o rechazo a los adultos /niños mayores

 

 

Confidencialidad

 

 

Se debe mantener la confidencialidad con respecto a todos los temas y las personas que tengan relación con estos abusos. No se puede garantizar a la persona que proporcione información relacionada con un abuso que la información recibida se mantendrá en la más absoluta confidencialidad. Sin embargo, toda la información deberá tratarse con cuidado y se debatirá únicamente con aquellos que necesitan conocerla.

 

 

CONCLUSIÓN

 

 

Este documento presenta en líneas generales algunos asuntos clave que necesitan tratarse si la educación física se va a enseñar con los niveles más altos de calidad y respetando las necesidades y la dignidad de los niños. La responsabilidad de actuar según las recomendaciones de este texto y de trabajar cooperativamente para ayudar a que la educación física en las escuelas sea una experiencia gratificante y alegre para todos los niños reside en las asociaciones profesionales y agencias educativas.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

La actual Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física de La Rioja finaliza su mandato tras 2 años, tal como estipulan nuestros estatutos. Se abre, por tanto, un nuevo peri...

INFORMACIÓN SOBRE EL PLENO DE IMPORTANTE LECTURA.

Estimados colegiados,

Durante el pasado fin de semana se celebró el 88º Pleno del Consejo COLEF, en Las Palmas de Gran Canaria 2018 sobre la actualizaci...

Please reload

noticias